lunes, 9 de enero de 2012

(R)evolución




Todo comenzó con un chico de 26 años. Mohamed Bouazizi se inmoló después de que el gobierno tunecino le arrebatara su único medio de subsistencia, su puesto ambulante. Desde entonces se le conoce como "el padre de la revolución tunecina". 

El 25 de Enero de 2011 los egipcios tomaron la Plaza de Tahir de El Cairo sintoma de ejemplo de los compañeros tunecinos. Pronto los medios de comunicación se harían eco del inicio de la llamada "Primavera árabe". La muerte de Mohamed hizo que la indignación del mundo árabe saliera a flote y se comenzó una lucha que aún hoy continua por los derechos de todos y todas. 

Miles de personas protestan en Tel Aviv
La indignación mostrada por los tunecinos primero y mas tarde por los egipcios no tardó en extenderse a todo el mundo. Grecia, Islandia, España, Inglaterra, incluso los estadounidenses decidieron salir a la calle y tomar sus plazas síntoma de la manipulación económica que sufríamos y sufrimos mundialmente. 

Hoy, Israel ha atendido a las demandas de los indignados. Bien es sabido que la educación es uno de los pilares mas importantes de la sociedad y los israelies han empezado a construir sobre estos pilares. En Israel, la educación será gratuita desde los tres años. A partir de ahora los niños de más de tres años podrán estar escolarizados gratuitamente y poder acceder así a un servicio que hasta ahora correspondía solo a unos pocos. Además, los ministros israelíes autorizaron la concesión de ayudas económicas destinadas a financiar el cuidado de menores por las tardes para los casos de familias cuyos dos progenitores trabajen. 

El gobierno de Israel ha aprobado otras medidas como la imposición de fuertes multas a quienes mantengan apartamentos vacíos durante mucho tiempo, la ayuda al alquiler a familias de clase media por un precio controlado por las administraciones, regulaciones para romper oligopolio y un aumento de los impuestos a las rentas mas altas. 

Jovenes protestando en Tel Aviv (Israel)
Estas decisiones supondrán un obvio avance para la sociedad israelí.Pero no nos olvidemos de otra importante demanda de los indignados de todo el mundo como es la condena al genocidio contra el pueblo palestino. Millones de personas a las que se les niega lo que es suyo, se les niega su tierra. Solo queda esperar, con un resquicio de esperanza que la próxima vez que escriba sobre el pueblo israelí sea para poder celebrar la "resurrección" de Palestina

2 críticas destructivas:

Pam :) dijo...

Ya estoy leyéndote de nuevo, espero y me recuerdes. Sí, borré todo de mi blogspot ya hace más de 1 año... pero empieza la carrera para volver a echarlo a andar.

Un saludo guapa! ;)

Verónica dijo...

publica...

besos