miércoles, 14 de julio de 2010

Un día, soñando...

Supongo que todo el mundo sueña con ser algo en la vida. A veces incluso sabes como quieres que sea tu vida en un futuro cuando apenas acabas de aprender a andar.
¿Sabeis? Valoro muchisimo a esa gente. Valoro mucho a la gente que sabe lo que quiere desde pequeño y que no han permitido que el tiempo tergiverse sus sueños.

Yo algún día soñé con ser dibujante, no duró mucho en mi ese sueño. A menudo me regalaban el oído diciendome que tenia madera de dibujante, pero nunca destaqué por ello.
Un día llegó el deporte a mi vida, y desde entonces no se ha ido ni quiero que me abandone jamás. Pasé por diversos deportes, a cual mas atractivo para mi. En el que más destaqué fue en atletismo hasta el punto de participar en el Campeonato de España. En aquellos momentos estaba segura de que me dedicaría toda la vida al deporte. Mi vida como deportista profesional acabó con una lesión de rodilla ireversible
Más tarde pensé que quizás, podría ser arquitecta. Ya que no tenia la imaginación suficiente como para poder crear de la nada, podría "dibujar" planos y construir así algún día la casa de mis sueños. Mi futuro como arquitecta murió cuando me di cuenta de que el dibujo técnico era eso, demasiado "técnico" para mi.
Pronto vino a mi cabeza la posibilidad de ser informática. Digamos que no se requiere gran cantidad de imaginación para programar, y a la vez nadie podría frustrar un ápice de mi creatividad. Supongo que la imagen de verme toda la vida sentada enfrente de un ordenador no me atrajo.
Y entonces llegó ella, una profesora de filosofía que me sugirió dedicar mi vida a algo más "teórico" y donde a la vez pudiera dejar plasmada mi creatividad. Es quizás la culpable de que en pocos días me vaya a matricular de Periodismo y Comunicación Audiovisual, se lo debo de algún modo.



Y a pesar de ello, no se que quiero ser el día de mañana.
¿Mi sueño? Os lo contaré...

Sueño con una casa en algún lugar del mundo, en un bosque. Una casa de estilo moderno, con lineas rectas, decoración minimalista y luz, mucha luz. La casa no debe estar muy apartada de la ciudad, me alimento del bullicio de la gente y de las simples relaciones de miradas.
Supongo que tendré que tener un trabajo. Me veo con mi casa llena de fotos tomadas por mi en todo el mundo, sentada en mi estudio, escribiendo el articulo que mañana saldrá en el periódico más leído del país. Me veo escribiendo un libro, una novela realista quizás; y mientras escribo ya tarde, cuando solo la luz que me alumbra se distinga en la oscuridad de la casa, alguien llegue y me de un beso de buenas noches mientras me dice que me vaya a la cama, que es tarde.
Sueño con eso, y con pasar a la historia, con ser recordada. Los ideales románticos de los libros de historia tenían que dejar huella de alguna forma en mi, y así lo han hecho. No sé si quiero pasar a la historia por hacer algo grande o por ser la mejor en algo; pero me niego a que mi vida sea solo un puñado de años llenos de recuerdos que algún día todos olvidarán.



Llamadme loca, pero... no estoy aquí por casualidad. Me niego.

4 críticas destructivas:

Verónica (peke) dijo...

Nunca dejes de soñar y buscar en cada rincon ese paso que haga que se hagan realidad. Y no olvides una cosa, ya eres importante para alguien y seras recordada, a veces la fama trae soledad.

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...

elinfiernoenlatierra dijo...

Pues entonces no dejes que todo con lo que sueñas decaiga, si de verdad lo quieres lucha ;) la verdad que te envidio.
un beso!

Butterflied dijo...

Me ha encantado esta entrada, tía. Voy atrasada con los blogs, ando poniéndome al día y me encuentro con esto... Genial, en serio, me he sentido super identificada (cambiando algunas cosas para relacionarlas con mi profesión, claro), pero el sentimiento es el mismo, el de haber cambiado de sueño o de metas muchas veces en la vida y de ahora que he acabado la carrera, uno de los sueños y hecho importantes en la vida, seguir sin saber qué querer y seguir sin estar satisfecha, querer más y querer ser alguien, no quedarme en el anonimato...

Vanessa Villalba Miguel dijo...

Lo bueno que tiene la vida y, por qué no, los sueños, es que nos hacen avanzar, evolucionar..Vivir...no se puede quedarse atrapado en algo, hay que evolucionar y mejorarse, aspirar a lo más alto para no quedarte en el fondo. Me encantó la última frase "Llamadme loca, pero..no estoy aquí por casualidad. Me niego"..´
Seguiré leyendo tu blog! Muakss