lunes, 8 de marzo de 2010

Perro verde

Mi reflexión de ayer me lleva siempre a pensar lo mismo. Sí, yo es que mantengo largas conversaciones conmigo misma y a veces os aseguro que llegamos a resolver auténticos problemas (mi segunda personalidad y yo, claro).
Como os decía esto siempre me lleva a pensar algo, y es lo extraña que puede llegar a ser mi personalidad.
Todo el mundo tiene ya perfectamente asumido que soy una persona muy tímida pero a la vez extrovertida, y a mí no me termina de dejar de sorprender el hecho de que precisamente al resto de la humanidad no le sorprenda. Al parecer soy algo así como un "popurrí" de mi misma. En ocasiones actúo de una forma y en ocasiones diferentes de otra. Me explico. Se supone que soy una persona totalmente provocadora, visto como quiero, me comporto como quiero (y como me permiten), no me importa lo que la gente pueda llegar a pensar de mi, tengo muchísima confianza en mí y si me veis andando por la calle según me han dicho parezco una persona con una autoestima por las nubes que parece que se va a comer el mundo.

Ahora bien, hay ciertas situaciones en las que ya no soy yo (o empiezo a serlo, quien sabe). Os pongo este ejemplo porque es el que más me recalcan siempre y el más llamativo. Tengo una personalidad totalmente diferente cuando estoy cerca de alguien que me atrae o más bien, alguien a quien considero que por alguna razón y mejor que yo y por eso me atrae. Sí, bueno, ese quizás es otro de mis grandes defectos, y es que nunca me atrae nadie que yo considere que está por debajo de mi (soy una completa gilipollas, lo sé). Y además como os decía me vuelvo completamente imbécil cuando estoy cerca de alguien así. Toda mi "chulería", mi labia, mi egocentrismo (ausente), etc... Desparecen. Lo intento controlar, pero no puedo.


En realidad creo que soy tan insegura que necesito que me estén diciendo constantemente lo buena, guapa e inteligente que soy para poder convivir conmigo misma.


Pero tampoco me lo digáis mucho que si no me lo terminaré creyendo... 

3 críticas destructivas:

Fonzo Warman dijo...

Eres grandiosa =), ser diferente te hace especial, ser sincera te hace gran persona, no conocerte a ti misma signfica que siempre podrás sorprenderte y a los demás ;).

mayma dijo...

preciosa foto..

Vanessa Villalba Miguel dijo...

Bueno, si te sirve de consuelo, yo soy parecida. Suelen definirme con la palabra "Contradicción" y como tú cuando estoy frente a quien me gusta parezco hasta sosa...Por culpa de mi timidez, y si soy a veces chulilla, con seguridad o arrolladora cm me suelen describir, quizá sea porque sé que en el fondo no quiero que descubran mi inseguridad y timidez...Asi que ya somos dos jaja!