martes, 20 de abril de 2010

¿Where is the love?

Me parece totalmente surrealista que pasen estas cosas en pleno siglo XXI.




Os pongo en situación.

Mis abuelos, hace una semana, se fueron de viaje organizado a Bruselas (si, mis abuelos viajan un montón con eso de que los viajes del "inserso" están tirados y además tienen dinero para podérselo permitir). El caso es que supuestamente deberían haber vuelto el viernes pasado y acabaron volviendo el domingo por culpa de la dichosa nube de humo expulsada por el dichoso volcán que entro en erupción. Esto es debido a que, como los aeropuertos fueron cerrados a raíz de la erupción, han tenido que volver el autobús (desde Bruselas, ¡yo alucino!).



Pues resulta (aquí viene lo que os quería contar) que tuvieron que contratar un autobús para poder volver, y claro obviamente, ese autobús había que pagarlo de alguna forma. En el viaje no solo iban personas mayores (quedamos en que los podía llamar “viejos” ¿no?) con posibles, también iban un par de parejas jóvenes y una chica de color que viajaba sola. Pues bien, las dos parejas jóvenes y la chica de la que os hablo no disponían del dinero para poder pagar el autobús en ese momento ya que eran 150€ y habían ido al viaje con “lo justo”. Además de estas cinco personas también tuvieron problemas con el pago del autobús una pareja de mediana edad compuesta por un hombre con cáncer faltando a sus sesiones de quimioterapia por culpa del retraso producido a raíz de la cancelación del vuelo de vuelta, y su mujer. Resulta que esta señora perdió el bolso con todo el dinero.

Viendo esta situación, personas como mis abuelos dijeron que no importaba que estas personas no pagasen en el acto, que a ellos no les importaba pagarles el viaje. A lo cual estas personas respondieron que no había problema porque en cuanto llegaran a España les ingresarían el dinero necesario y que además estarían eternamente agradecidos por el gesto.

Pues bien, otras “personas” (por llamarlas de algún modo educado) se negaron a que esto pasase, añadiendo perlas como:
   - Si nada mas que hay que ver la pinta que tiene
    (Refiriéndose al hombre con cáncer. Su mujer como os he dicho perdió el bolso y el pobre hombre al  estar faltando a sus citas de quimioterapia sudaba muchísimo y tenía cara de estarlo pasando mal.)
   - Yo con esa no me monto en el autobús
    (Refiriéndose a la chica de color que como os he dicho también, era joven e iba con el dinero justo)


Yo no sé a vosotros, pero a mi esta situación me parece totalmente vergonzosa. Y no solo me parece vergonzosa, sino que me parece una muestra de falta de humanidad increíble.


Primero, por la falta de empatía con personas que no tienen culpa de que hayan cancelado su vuelo que tenían pagado y no llevaran más dinero encima (a mi me hubiera pasado igual).

Y segundo (que me parece aun más fuerte), por discriminar a una persona solo por ser de color.

Yo de verdad que desconocía que aun existiese gente con este tipo de perjuicios absurdos y sin ningún tipo de fundamento. Es que estas cosas pueden conmigo. No me quiero ni imaginar cual podría haber sido mi reacción si hubiera estado delante cuando una señora dijo que no se montaría en el autobús con la chica solo por ser de color. Son ese tipo de cosas que me sacan de mis casillas, situaciones en las cuales quizás egoístamente no me quiero ver porque no se cual podría ser mi reacción.


Puede que ni siquiera nos sorprenda esto porque estéis acostumbrados/as a este tipo de situaciones. Eso querría decir que he tenido la suerte de crecer rodeada de gente educada y con unos principios mínimos.






Creo que todavía queda mucho por hacer en lo que a concienciación social se refiere.

3 críticas destructivas:

Blan dijo...

pues sí.. todavía queda muchísimo por hacer.. tanto en la gente que abiertamente no es progre, sino racista, homófobo.. como en la gente que va de respetuoso con los que son diferentes a ella..
Siempre se dice que ahora ya no hay respeto, que antes todo el mundo tenía educación.. pues sinceramente yo no lo creo, educación y tolerancia la han tenido siempre 4 gatos.. Antes era fácil "ser respetuoso", pocos eran los que se atrevían a mostrar diferencias, y si las mostraban qué les pasaba..?
Ahora, en cambio, cada día tenemos más situaciones "fuera de lo normal" y eso les da miedo a algunos..
Tan difícil es vivir sin putear? parece ser que sí..

Fonzo Warman dijo...

Queda mucho por hacer en este mundo carinyo, lo que hemos echo no es sino un vano inicio para tratar de conseguir la igualdad, o lo más cercano posible a ello, ya que lamentablemente, siempre quedarán gilipoyas como esas personas.

Me ha gustado mucho tu entrada, aunque me ha parecido muy triste el tener que leer la actitud de ciertas personas, tus abuelos son grandes personas :).

Un besazo wapísima.

Verónica (peke) dijo...

Y nunca dejaran de sorprenderte, aunque pasen 100 años y 2 siglos por naturaleza el ser humano es hipocrita. No es cuestion de que pase el tiempo, es cuestion de la educacion que se imparta desde pequeños...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe, siempre que quieras...