lunes, 5 de abril de 2010

Confieso. Ayer... vi "La Noria".

Para los que como yo, hayáis llegado en algún momento de vuestra vida a la conclusión de que ver la Tv "es caca", os comento que este es uno de esos programas en los que se dedican a "hablar" (por llamarlo de alguna manera) de la vida gente que se hace llamar "famosa" (me plantea cierta curiosidad el pensar en que organización mundial decide quién es famoso y quien no lo es). La estructura de este tipo de programas suele ser la siguiente: un presentador (tiene que ser gay, sino no hay "share"), una serie de "colaboradores" (entre ellos tiene que haber al menos un periodista de carrera frustrada y tres o cuatro famosos cansados de que hablen de ellos y con ganas de hablar de los demás) y un público (cuya media de edad no puede ser inferior a los cuarenta años, dado entre otras cosas a que la gente menor de esas edad tiene mejores cosas que hacer los fines de semana por la noche).

Como comprenderéis, no vi el programa por voluntad propia. Me hayo en el apartamento de la playa de mis abuelos: una habitación (somos cinco). Con lo cual no tenía mucha opción de hacer otra cosa aparte de jugar a la PSP de mi hermana mientras escuchaba el programa este, ya que cuando estoy aquí, duermo en el sofá-cama del salón.



Pues bien, este programa, lejos (muy cerca) de ser el típico programa "del corazón" (¿a qué coño vendrá este nombre?), tiene una sección que podríamos llamar: política. Y digo que la podríamos llamar así, por que sientan a tres personas "de derechas", a tres personas "de izquierdas" y a un moderador (el mismo moderador que se dedica a moderar las "choni-batallas" entre famosillas), y... debaten. Y en estos momentos creo que miles de españoles nos preguntamos porque seis personas que se han pasado la vida estudiando y que tienen un nivel de cultura medio-alto (o al menos eso parece) se sientan en un programa así. (Añadamos estos a los "grandes enigmas de la humanidad")

Ayer, en esta sección, trataron el tema de un "individuo" del que leí algo hace ya tiempo en el periódico. Un "señor" que decidió arriesgar valientemente su vida por defender a una mujer a la que presuntamente estaban maltratando y que más tarde acabo siendo él el maltratado y entró en coma (Versión épica).

No voy a decir que me gustaría que este ser no hubiese salido del coma. Y no lo voy a decir por dos razones: la primera es porque no me parece ético, y la segunda es porque en ese caso el otro hombre (el agresor) seguiría en la cárcel.

Este individuo, más fascista qué "el enano", se ha dedicado aprovecharse y vender su historia. De tal forma que incluso le han otorgado una medalla, le han convertido en un héroe, y es el presidente de una asociación de la defensa de la mujer maltratada (todo esto gracias a nuestra amiga Espe). Os preguntareis entonces porque hablo así de él, con tanto desprecio. Pues bien, este señor es un fascista de mierda (se puede decir mierda aquí ¿verdad?), ha llegado a decir que llevamos treinta y tres años con un sistema político absurdo (clara critica a la democracia y defensa del franquismo), y ha escrito un libro (cuyo título no recuerdo) del mismo tema. Y ha salido además en varios programas (Intereconomia, COPE, etc.) aplicando al presidente del gobierno adjetivos como: incapaz, tonto, imbécil, impotente, etc.

¿Sabéis lo que pasaría si estos hechos se hubieran dado en Alemania en vez de en España, y este señor se hubiera referido al nazismo en vez de al franquismo? Yo os lo digo: pena de cárcel. Y ahora me diréis... ¡libertad de expresión!... ¡libertad de expresión!!Y una mierda¡ O todo o nada. O dejas que la gente vaya por la calle con banderas franquistas, la esvástica, cantando el "cara al sol", camisetas de "I love ETA" y demás salvajadas, y además permites que individuos como este y otros tantos (Losantos, Pedro J, Alfonso Rojo...) divulguen sus "ideas"; o no permites ninguna de estos atropellos. Pero, o una cosa, o la otra. No porque seas un personaje mediático y tengas una cadena de radio, televisión o un partido político te otorguen libertad de expresión; y si divulgas las mismas ideas de forma personal, no este permitido. Es decir, el señor del que os hablaba puede decir públicamente estar a favor del franquismo pero una "persona" no puede ir por la calle con una bandera con "el aguilucho". Un señor (no recuerdo su nombre, pero me cae bien) puede salir en la tv declarándose antimonárquico, pero yo no puedo salir a la calle y quemar la foto del Rey. Se permite que alguien defienda el franquismo, y en cambio se condena a los etarras (a veces me pregunto qué es peor).



Libertad de expresión.
¿Para quienes? ¿Hasta dónde? ¿Hasta cuándo?

2 críticas destructivas:

mayma dijo...

Ante todo decir... que profundo! me has hecho razonar y pensar a medida que leía el post, y sobre todo afirmar con la cabeza como si estuviera hablando contigo (q movias, verdad?)

A continuación destacar que siento muchisimo que hayas tenido que escuchar un progrma "del corazón" (yo tampoco se el origen de ese denominación) estando en la playita... lo siento de corazon!

Y por último un reflexión: tienes mycha razón en lo que dices, pero no hay qie olvidar que este mundo esta "dirigido" por unos pocos que son los que tienen la pasta y por ende (y por desgracia) el (sino todo) poder.

La lucha no está en creer en el rey o no, ni en si los programas del corazon son aburridos/buenos/malos.. no! La lucha está en acabar con esa capitalizacion de mierda que nos controla a todos y a todas en este mundo fascista (que seguirá siéndolo por dsgracia otros años más) y aun "religioso" (no m kiero meter ahra cn la Iglesia-Papa-Vaticano porq se me acaba el spacio y l paciencia... xo mira, otra idea para un futuro post, xDD)


Sin mas decir que quien controla los medios de comunicacion controla el mercado, el gobierno, y mas tarde al pueblo.. y no estoy segura, solo es una teoria, pero... no tendrá algo (a mi juicio mucho, sino todo) que ver la Iglesia??

elinfiernoenlatierra dijo...

qué razón tienes,chorradas todo. Cuando le dieron la paliza todo el mundo "ay pobre" (que sí, vale, pobre porque como dices, pensar "que se joda" no es nada ético) pero si su mentalidad es casi la reencarnación del enano de hace medio siglo!

En fin... que con amigos como Espe a saber dónde va a acabar... si fuésemos aunque sea un poco listos no le daríamos tanta cuerda...
en fin.
viva series yonkis! porque lo que es la tv... xD

me ha gustado tu blog.
un cálido abrazo!